Newt Gingrich: El complot contra el presidente es real, y más grande de lo que muchos piensan

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y la visión de túnel de los demócratas, que está centrada en la destitución del presidente Trump nos pone a todos, como estadounidenses, en riesgo.

Foto:Foxnews

Esto puede sonar extremo, pero lo expongo todo en el episodio de esta semana de “Newt’s World”.

Desde el día en que Trump fue elegido presidente, los demócratas han estado formulando y ejecutando el complot que hemos estado viendo claramente. Después de que Trump ganó una mayoría electoral masiva, los demócratas comenzaron a cavar.

Han estado determinados en encontrar algo, cualquier cosa, que puedan usar para atacarlo. El enfoque central de todo esto es describir y definir a Trump como un presidente corrupto con tanta frecuencia como sea posible con el propósito de que la gente comience a aceptar la narrativa. No son solo los demócratas en la Casa de Representantes, el Cenado, Gobernadores, etc. Gran parte de la comunidad de inteligencia ha estado igualmente decidida a “descubrir” algo sobre el presidente Trump desde el principio.

A mi juicio, los medios de comunicación nacionales liberales repiten sin pensar esta narrativa. Muchos en los medios de comunicación están implícitamente predispuestos contra el presidente Trump, pero incluso aquellos que no lo están, están ayudando a los demócratas al transmitir su mensaje porque les están prestando atención.

A medida que este complot contra Trump continua, han ignorado descaradamente el sistema estadounidense, (o lo han utilizado mal) hasta el punto de ponerlo en peligro. Los demócratas, los agentes políticos, los funcionarios de inteligencia estadounidenses y los medios de comunicación han estado forzando una narrativa fabricada al pueblo estadounidense. Específicamente, un grupo de estos funcionarios de inteligencia está infringiendo la ley al revelar secretos a los medios de comunicación (cuyos miembros con gusto pasan por alto estos crímenes siempre que les permita acusar al presidente de algo nuevo).

Hemos visto este patrón con el llamado escándalo Trump Towers en Moscú, la investigación de Robert Mueller y ahora el esfuerzo de destitución que están llevando a cabo Pelosi-Adam Schiff.

No se equivoquen: esto no es política como siempre. Es un esfuerzo concertado de un partido político, la burocracia de Washington y los medios de comunicación para anular al pueblo estadounidense.

Esta semana en “Newt’s World” hablé con Lee Smith, autor de “La trama contra el presidente: la verdadera historia de cómo el congresista Devin Nunes descubrió el escándalo político más grande en la historia de Estados Unidos”. Smith ha hecho quizás el trabajo más completo hasta ahora de arrojar luz sobre este esfuerzo masivo para socavar el sistema político estadounidense.

Espero que escuchen esta semana y nos ayuden a combatir este complot contra el presidente.