Hillary Clinton involucrada en la traición más grande de la historia: Fundación Clinton, Uranium One, servidor secreto y destrucción emails y pruebas

El ex oficial de la CIA y denunciante Kevin Shipp dice que lo que Hillary Clinton hizo con su organización benéfica y Uranium One mientras era secretaria de Estado fue un crimen para los libros de historia. Shipp explica: “Hillary Clinton usó esto para lavar dinero en bancos extranjeros, por lo que no estaba sujeto a las leyes estadounidenses, citaciones del Congreso o demandas de la FOIA de pruebas. Esto se hizo para lavar este dinero a nivel mundial en la Fundación Clinton para que el gobierno de los Estados Unidos no pudiera examinarlo en absoluto”.

Uranium One, como se informó por primera vez en Clinton Cash, el Departamento de Estado de Clinton fue una de las nueve agencias que aprobaron la venta de Uranium One al gobierno ruso. “La venta dio a los rusos el control de una quinta parte de toda la capacidad de producción de uranio en los Estados Unidos”, informó el New York Times.

¿Y el precio para que la Secretaría de Estado cumpliera con el trato? Ciento cuarenta y cinco millones de dólares pagados a la Fundación Cinton.

El fiscal especial Robert Mueller era el jefe del FBI mientras Clinton y los rusos estaban haciendo el trato con Uranium One. Los rusos compraron una quinta parte de la producción de uranio de Estados Unidos en un acuerdo que Clinton impulsó y aprobó. La Fundación Clinton recibió más de 140 millones de dólares de algunos de los mismos jugadores rusos que participaron en Uranium One.

¿Por qué Mueller no detuvo el trato? Shipp dice: “Mueller es un completo idiota (no loes), o pasó por alto los casos de contraterrorismo más importantes en la historia de Estados Unidos. Estos casos Involucraron a Hillary Clinton, la Fundación Clinton, Uranium One y, por supuesto, la destrucción de todos los correos electrónicos y pruebas y su servidor secreto, y así sucesivamente, y él (Mueller) lo ignoró todo”.

¿Cómo se salió con la suya con un crimen evidente? Shipp dice: “Lo más extraño es la gente que la protegió de una clara actividad criminal y violaciones de la Ley de Espionaje. James Clapper, Director de Inteligencia Nacional, la estaba protegiendo y filtrando cosas a los medios y mintiendo.

Tenías a John Brennan, director de la CIA, protegiéndola iniciando una investigación falsa (sobre Trump) y agitando las cosas con este expediente (falso/no verificado). Tenías a James Comey, director del FBI, protegiéndola. Entonces, tienes a Peter Strzok protegiéndola, y ahora parece que el GCHQ del Reino Unido estaba usando información de la NSA para atacar a Donald Trump y proteger a Hillary Clinton.

Tienes que preguntarte qué tipo de poder o conexiones tiene esta mujer para lograr que todos estos miembros del Gobierno en la Sombra del Estado Profundo se arriesguen a sus propias sanciones penales para protegerla y tratar de que sea elegida. Ese es el gobierno en la sombra. Ese es el Estado Profundo. Eso es lo escalofriante de todo este asunto. Esto es profundo. Esto es oscuro. Esto es tan oscuro como parece, y este es el caso de espionaje más grande que involucra a funcionarios del gobierno en la historia de este país”.

Shipp también señala que, esta vez, no será el negocio habitual para el “Estado profundo y el gobierno en la sombra”. Los van a llevar ante la justicia porque Shipp dice, “las acusaciones vienen debido a que Donald Trump ingresó a la Casa Blanca desde afuera. Trump no puede ser sobornado”.

Fuente