Noticias en blanco y negro mantiene sus contenidos editoriales con los más altos estándares de ética y profesionalidad. Estos estándares éticos editoriales se han creado para proporcionar contenido de noticias extremadamente confiable para nuestra audiencia.

Si nuestra audiencia no puede confiar en el contenido que producimos, no consumirán nuestro contenido por mucho tiempo. Y si el contenido que producimos no es verdadero, útil, instructivo o saludable, nuestra existencia como compañía de medios no se puede justificar. Por lo tanto, Noticias en blanco y negro espera que sus contenidos generen confianza con nuestros lectores y espectadores.

Nuestro lema es siempre decir la verdad. Honestidad, precisión, sinceridad y justicia. No distorsionamos ni fabricamos hechos, imágenes, sonido o datos. Nos esforzarnos por escribir con claridad, de una manera que comunique la verdad a las personas.

Expresamos nuestras opiniones sobre asuntos de periodismo, abogando por la libertad de información y uniéndonos a la conversación dentro de la profesión sobre temas importantes. Nos involucramos en la comunidad, la política y los problemas que cubrimos, pero divulgamos estas implicaciones en nuestra cobertura, cuando es directamente relevante.

A pesar de la participación de nuestra organización en los temas que cubrimos, Noticias en blanco y negro proporciona información objetiva en una voz objetiva.

Exactitud

Noticias en blanco y negro se compromete a publicar solo información precisa. Tomamos muchas medidas para garantizar la precisión: investigamos las reclamaciones con escepticismo; cuestionamos suposiciones; desafiamos la sabiduría convencional; confirmamos información con expertos en la materia; y buscamos corroborar lo que las fuentes nos dicen al hablar con otras personas informadas o consultar documentos.

Verificamos el contenido, como los términos técnicos, las estadísticas, etc., comparándolos con los documentos de origen, o dejamos claro quién proporciona la información. Verificamos los componentes relevantes de una historia con una fuente primaria o un experto externo para verificarlos.

Mantenemos la información como precisa, y si no lo es, la corregimos lo más rápido posible y somos transparentes con nuestros lectores sobre la magnitud del error.

Al crear contenidos nos hacemos las siguientes preguntas al verificar dos veces la información en búsqueda de la verdad.

¿Cómo lo sabemos?
¿Cómo podemos estar seguros?
¿Dónde está la evidencia?
¿Quién es la fuente y cómo la fuente sabe?
¿Cuál es la documentación de apoyo?

Toda la información (aparte del conocimiento común o la opinión personal) la citamos directamente de una fuente verificada.

Fuentes originales: Siempre que es posible, hacemos referencia directa y confiamos en las fuentes originales: citas de testigos, documentos, revistas académicas, bases de datos, autoridades, expertos.

Otras organizaciones de noticias: los datos recopilados por otras fuentes de noticias solo las usamos como fuente cuando se derivan de nuestra lista interna de fuentes de confianza. Los extractos escritos, en video y en audio de las noticias, libros, revistas, publicaciones en redes sociales u otros medios se atribuyen y vinculan siempre que sea posible para que nuestros lectores puedan consultar directamente nuestras fuentes.

Idealmente, si los recursos lo permiten, los informes de otras organizaciones de noticias sirven como una señal de que recopilaremos y confirmaremos datos sobre una historia nosotros mismos, en cuyo pasamos a ser una fuente original y no necesitamos atribuir datos que verifiquemos de manera independiente.

Sin embargo, si los recursos no lo permiten, y una fuente creíble está informando, tenemos dos opciones:

Fuente única: si no hemos verificado de forma independiente los datos recopilados por una sola fuente confiable, pero queremos incluirlos, indicamos claramente en el título y en el contenido que la información no se ha verificado de forma independiente.

Múltiples fuentes: si múltiples fuentes creíbles (como se ve en la lista interna de fuentes de noticias confiables) han verificado los hechos de manera independiente, los informamos sin calificar el lenguaje, pero, como siempre, proporcionamos la atribución apropiada.

Asumimos la responsabilidad de la precisión de toda la información que reportamos, utilizando una lista de verificación de precisión antes de la publicación.