Septiembre 11, 2001 fue una demolición controlada concluyó revista científica europea

Científicos de buena reputación confirman que el 9/11/2001 fue un trabajo de demolición controlado y el edificio 7 es el talón de Aquiles de la versión oficial de los eventos.

El tercer edificio que cayó con una rapidez extraordinaria el 11 de septiembre de 2001 fue WTC7. Pero a este edificio no lo golpeó un avión el 9/11 y, sin embargo, se derrumbó con la misma velocidad de las otras dos torres, lo que significa que no hubo resistencia a su colapso, lo que indica un trabajo de demolición perfecto por expertos.

Los medios de comunicación informaron con anticipación y erróneamente sobre el colapso del edificio 7 y todos los canales de noticias estaban trepándose sobre sí mismos para leer la misma canción de una hoja.

La BBC incluso anunció el colapso del edificio antes de que sucediera, agregando a la confusión del día.

Quince años después, es decir en septiembre 11 del 2016, todavía se estaba ignorando la evidencia empírica y las leyes de la física.

El tercer edificio ni siquiera se mencionó en el informe oficial del 9/11.

15 años después de los ataques el 11 de septiembre, en septiembre del 2016 la revista científica europea, una publicación del Instituto Científico Europeo (ESI), publicó un artículo titulado “15 años después: sobre la física de los colapsos de construcción de gran altura“, en la que analizan el colapso de los tres edificios del World Trade Center. Los resultados de sus hallazgos continúan indicando que las torres de WTC las destruyeron haciendo una demolición controlada, y el hecho de que este tema controvertido estuvo cubierto por una publicación que cuenta con un comité editorial de universidades y universidades de renombre de todo el mundo, se puede considerar otra pequeña victoria para los que buscan la verdad sobre el 11 de septiembre del 2001.

El estudio lo escribieron con la colaboración de Steven Jones de Brigham Young University (ahora retirado), Robert Korol de McMaster University, un ingeniero de diseño mecánico en la industria aeroespacial, Anthony Szamboti y Ted Walter de arquitectos e ingenieros para la verdad del 9/11. El estudio, que se obtuvo de fuentes de alta reputación, rompe la evidencia científica, al mismo tiempo que revela las discrepancias en el Informe Oficial del NIST, y sugerimos a nuestros lectores, especialmente los escépticos, lo lean completamente.

Uno de los testimonios mundiales más importantes sobre el colapso de las torres gemelas que se tomó en cuenta en el estudio, fue del ingeniero responsable por la construcción de la estructura de las torres, John Skilling. Aparentemente, no es suficiente para los escépticos tomar en serio los hallazgos de miles de arquitectos e ingenieros, pero si un escéptico elige no hacerlo, al menos debe considerar la experiencia de uno de los hombres que construyeron las torres gemelas, si no toman esto en cuenta, entonces están escogiendo ignorar la verdad a propósito.

Cada tipo de catástrofe que pudiera sucederle a un edificio de gran altura debe tomarse en consideración durante los procesos de diseño y construcción, incluido el impacto de un avión. Según un informe de 1993 desde los tiempos de Seattle, las torres gemelas se analizaron hace años, después de que se planteó una preocupación en un caso donde un avión golpeó el edificio del Empire State. Se concluyó en el momento en que las torres gemelas podrían soportar el impacto de un Boeing 707.

En una declaración que hizo Skilling a The Seattle Times:

“Miramos todos los aspectos posibles que podríamos pensar le podría suceder a los edificios, incluso en la medida de un avión que golpeara un lado, sin embargo, en aquellos días, las personas no pensaban mucho en terroristas”. Continúa: “Nuestro análisis indicó que el problema más grande sería el hecho de que todo el combustible (del avión) cayera en el edificio. Habría un incendio horrible. Mucha gente moriría. La estructura del edificio quedaría intacta. Sin embargo, no estoy diciendo que los explosivos creados de esa magnitud y ubicados debidamente, no pudieran hacer una cantidad de daño tremendo. Me imagino que, si tomara el mejor experto en ese tipo de trabajo y le diera la tarea de desmoronar estos edificios con explosivos, apostaría a que él pudiera hacerlo “.

Como se indica en el estudio: “En otras palabras, Skilling creía que el único mecanismo que podría derribar las torres gemelas era la demolición controlada”. También debe señalarse, que un edificio de gran altura enmarcado en acero, el fuego nunca lo ha derrumbado completamente. Y, sin embargo, el 11 de septiembre de 2001, tres edificios supuestamente se derrumbaron de esta manera, uno de los cuales ni siquiera fue golpeado por un avión.

Fue por este último punto que los autores concluyeron su estudio. Ellos afirman:

“Se debe repetir que los incendios nunca han causado el colapso total de una estructura de acero de gran altura, antes o desde el 9/11. ¿Presenciamos un evento sin precedentes tres veces separadas el 11 de septiembre de 2001? Los informes de los NIST, que intentaron apoyar esa conclusión poco probable, no persuaden a un número creciente de arquitectos, ingenieros y científicos “.

Fuente: https://anonhq.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *