Sam Brinton, exfuncionario nuclear de Biden, arrestado como “fugitivo de la justicia”

Sam Brinton, la persona que el residente de la casa blanca, Joe Biden nombró como administrador clave de una agencia federal encargada de la eliminación de material nuclear, es una persona con problemas. La policía del condado de Montgomery, Maryland, informa que arrestó a Brinton en su casa el miércoles.

A Brinton, de 35 años, lo acusaron en 2022 de robar maletas de mujeres en los aeropuertos de Minneapolis y Nevada, y luego modelar la ropa robada en sus canales de redes sociales.

Brinton se identifica como “no binario”, aparece con maquillaje de mujer y es activista de varias causas LGBTQ. Brinton previamente insinuó sus desafíos mentales cuando dijo:

“Estoy en este estado constante de miedo. Mi padre me ha apuntado con un arma a la cabeza varias veces”.

Brinton también afirmó que a él y a su hermana sus padres los abusaron físicamente cuando “salieron” como homosexuales. Brinton informó que “que lo enviaron a la sala de emergencias al menos siete veces por los golpes que le daba su papá” y que lo obligaron a ver a un “terapeuta de conversión”, quien “electrocutó y torturó” a Brinton con “agujas”.

Rachel Brinton, la hermana de Sam, cuestionó su historia y le dijo al New York Post que sus padres misioneros bautistas del sur, Stephen y Peggy Jo, nunca exhibieron violencia hacia ella, Sam o su hermano menor Daniel.

“No hay validez para esas afirmaciones”, dijo Rachel. “En primer lugar, las afirmaciones de la terapia de conversión nunca ocurrieron, ni mis padres abusaron de mi hermano ni de mí”.

Sam Brinton ahora se encuentra recluido sin derecho a fianza en la cárcel del condado de Montgomery, en espera de que lo extraditen a Virginia, donde enfrentará cargos por hurto mayor. La policía arrestó a Brinton como un “fugitivo de la justicia”.

Según los informes, Brinton vive en Maryland con su esposo Kevin. Los vecinos informaron a The Daily Wire que el miércoles por la noche, “cuatro policías sin identificación aparecieron anoche [y que aproximadamente una hora después] a Sam Brinton lo escoltaron fuera de la casa esposado”.

En abril, Brinton se declaró “sin oposición” a los cargos de delito menor de robo de equipaje en el Aeropuerto Internacional Harry Reid en Las Vegas. Los fiscales redujeron los cargos a nivel de delito grave y Brinton acordó pagar a las víctimas $3,500 en restitución.

El funcionario de Biden recibió una sentencia de cárcel suspendida de 180 días.

En septiembre de 2022, la policía acusó a Brinton de robar la maleta de una mujer del aeropuerto de Minneapolis-St. Paul. Según los informes, el video de seguridad muestra a Brinton quitando una etiqueta de equipaje de una maleta azul marino de Vera Bradley, poniendo esa maleta en su bolso y luego saliendo “del área a un ritmo rápido”.

Esos cargos provocaron su arresto esta semana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *