Nevada cambia las leyes para el voto por correo sin tomar en cuenta a la Secretaria de Eestado republicana

Los legisladores estatales aprobaron un proyecto de ley el domingo que agregaría a Nevada a una lista creciente de estados que enviarán por correo todas las boletas de votantes activos antes de las elecciones de noviembre, con el pretexto de la pandemia de coronavirus.

El proyecto de ley ahora se dirige al gobernador Steve Sisolak. Si lo firma como se esperaba, Nevada se unirá a siete estados que planean enviar automáticamente a los votantes boletas por correo, incluidos California y Vermont, que se movieron a principios de este verano para adoptar políticas de boletas por correo automático.

Las propuestas para expandir el uso de las boletas electorales por correo han provocado el rechazo de los republicanos, incluido el presidente Donald Trump, quien en tuits afirmó correctamente que conduciría a fraude y comprometería la integridad de las elecciones, incluso en Nevada.

Nevada gastó más de $ 4 millones en dólares de ayuda federal en las primarias de junio, la mayoría de los cuales se canalizaron a los condados. Más de $1 millón se destinó al arrendamiento de máquinas contadoras y clasificadoras para acomodar un mayor número de votos ausentes.

Cegavske, el principal funcionario electoral del estado y el único republicano en ocupar un cargo estatal, se opuso a los procedimientos revisados. Ella criticó a la Legislatura controlada por los demócratas por excluirla de las discusiones y dijo que vio un borrador del proyecto de ley solo un día antes de la votación en la Asamblea estatal.

“No estuvimos involucrados en la redacción de este proyecto de ley … Desearía que alguien nos hubiera preguntado porque podríamos haberles dicho lo que habíamos planeado”, dijo el viernes.

Para evitar a Cegavske y promulgar los cambios, el proyecto de ley le da al gobernador el poder de ordenar al Secretario de Estado que ajuste los procedimientos electorales durante un estado de emergencia declarado.

Esto la han hecho porque se están adelantado al caos que se va a causar en los estados en los que están permitiendo que la gente vote por correo. Ellos saben el caos que se armará por eso hicieron esta ley en la que, en caso de emergencia, todo el poder con respecto a las elecciones lo tendría el gobernador, que es demócrata, en lugar del secretario de estado, que es republicana. Este movimiento chueco está muy claro. En todos loe estados, el Secretario de Estado está a cargo de las elecciones. No quieren que un republicano tenga autoridad, para ellos poder hacer las trampas que quieran.

Pasó por votación de línea de partido a través del Senado y la Asamblea estatales, con demócratas a favor y republicanos en contra. Los republicanos estaban particularmente angustiados con las disposiciones del proyecto de ley que amplía a quién se le permite recolectar y entregar las boletas. Advirtieron que permitiría una práctica que se llama “recolección de votos”, en la que los voluntarios que trabajan para los grupos políticos recolectan y entregan grandes cantidades de votos para inclinar la balanza en las elecciones.

“Es una salvaguarda que nuestro estado creo que necesitamos … siento que eliminarlo, y está en este proyecto de ley, sería devastador, no solo para nosotros, sino para nuestro estado”, dijo Cegavske.

Los demócratas argumentaron que permitir que personas que no sean miembros de la familia devuelvan las boletas ayudaría a grupos como los miembros de las 32 tribus de Nevada, que históricamente han enfrentado dificultades para votar y viven lejos de los lugares de votación y las personas mayores, que pueden necesitar ayuda para votar y temen aventurarse a las urnas. ¿Cómo nunca antes se habían preocupado de este problema? ¿por qué ahora?

El presidente Donald Trump pidió que el proyecto de ley se enfrente a un “litigio inmediato” en un tuit el domingo.