Demócratas ya empezaron a hacer trampas en las elecciones: Juez de Michigan dice que las boletas de votos que se reciban dentro de los 14 días posteriores a la elección deben contar

12 estados que votaron republicano en las elecciones presidenciales de 2016 permitirán boletas de votos con matasellos que llegan después del cierre de las urnas.

Los demócratas ya empezaron a hacer trampas en las elecciones. Michigan se unió a la creciente lista de estados que permitirán que se acepten las boletas de votos después del cierre de las urnas el 3 de noviembre para las elecciones presidenciales de 2020, en medio de un debate nacional en curso sobre la eficiencia del Servicio Postal de Estados Unidos.

La jueza Cynthia Diane Stephens dictaminó el viernes que los votantes de Michigan ahora contarán sus boletas en las elecciones generales hasta 14 días después del 3 de noviembre, siempre y cuando tengan matasellos del 2 de noviembre.

“A la luz de las demoras atribuibles a la pandemia de COVID-19, la entrega por correo se ha visto comprometida significativamente y el riesgo de privación del derecho a voto cuando un votante devuelve una boleta de votante ausente por correo es muy real”, escribió Stephens en su orden del viernes.

Stephens destacó la evidencia que se proporcionó al tribunal que muestra demoras masivas en el sistema de U.S.P.S. durante las elecciones primarias de agosto, donde miles de boletas se enviaron mucho antes de la fecha límite, pero no se contaron debido a ineficiencias en el sistema de correo.

El fallo judicial se produce en medio de que los demócratas han hecho una controversia del U.S.P.S (Correos de Estados Unidos), y se ha convertido en un tema partidista en Washington.

Los demócratas del Congreso han abierto una investigación sobre los informes recientes de servicios retrasados, junto con la eliminación de las máquinas de clasificación de las instalaciones y los buzones de correo.

La Cámara aprobó un proyecto de ley que otorgaría $25 mil millones en fondos temporales al U.S.P.S. para ayudar con el aumento de la carga de correo durante las elecciones. El proyecto de ley ha sido enviado al Senado, donde se encuentra a la espera de una votación, aunque la Casa Blanca ya ha dicho que vetaría cualquier proyecto de ley de ese tipo.

Los legisladores republicanos y la administración Trump han dicho que el U.S.P.S. no tiene nada de malo y han calificado la reciente investigación de demócrata como una “teoría de conspiración”.

“Estos riesgos no son meramente hipotéticos, porque más de 6.400 boletas de votantes ausentes válidas fueron rechazadas en las elecciones primarias de agosto de 2020 porque se recibieron después de la fecha límite legal”, escribió Stephens en su decisión del viernes.

Agregando que la “fecha límite para recibir boletas electorales es, según se aplica, una restricción inadmisible al derecho autoejecutable de votar con boleta en ausencia”.

Con la excusa del coronavirus, están haciendo trampas. Si la gente puede ir al supermercado a comprar porque no va a poder ir a votar. Es toda una farsa estratégicamente creada por los demócratas en los estados en los que los gobernadores son demócratas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *