Correo electrónico anónimo de un trabajador de tecnología de Arizona afirma que se otorgaron 35.000 votos a los demócratas en el condado de Pima: Testigo

El correo electrónico de un presunto denunciante anónimo que se proporcionó a un experto en ciberseguridad en testimonio durante una reunión del Senado estatal republicano de Arizona afirmó que se otorgaron 35.000 votos fraudulentos a cada uno de los candidatos demócratas en el condado de Pima, Arizona.

El experto en ciberseguridad Phil Waldron habla durante una audiencia pública sobre integridad electoral en Phoenix, Arizona, el 30 de noviembre de 2020.

Una copia del supuesto correo electrónico se mostró durante el evento del lunes, según lo citó el coronel retirado del ejército Phil Waldron. Waldron, un experto en ciberseguridad, afirmó que la información provenía de un proveedor de soporte técnico del condado de Pima, aunque no dijo en qué capacidad. El evento fue realizado por algunos miembros republicanos de la Legislatura del Estado de Arizona, que también incluyó declaraciones de los abogados del presidente Donald Trump.

El denunciante, que quería “permanecer en el anonimato”, le dijo que proporcionó esa información al Departamento de Justicia de Estados Unidos, según Waldron. El correo electrónico estipulaba que los funcionarios “agregaron votos fraudulentos en los totales iniciales de votos por correo publicados a las 8 p.m. el 3 de noviembre”, dijo.

“Se agregaron aproximadamente 35,000 votos fraudulentos a los totales de votos de cada candidato demócrata”, dijo, y agregó que el número estaba “incluido en los totales de votos”. El mismo supuesto denunciante luego afirmó que fue a una reunión con funcionarios del Partido Demócrata en el condado de Pima el 10 de septiembre que incluyó una presentación sobre los votos incorporados, y agregó que no se permitían teléfonos ni dispositivos de grabación de video, dijo Waldron.

Waldron dijo que esperaba que el individuo se presentara para emitir una declaración jurada sobre lo que vio. Sin embargo, eso no se materializó.

 

Waldron también afirmó que las máquinas de votación que se usaban en Arizona podrían conectarse a Internet, lo que representa un grave riesgo de seguridad.

Antes de Waldron, el abogado de Trump, Rudy Giuliani, pidió a los legisladores republicanos, que controlan la Cámara y el Senado del estado, que hagan valer sus poderes aprobados constitucionalmente para convocar a electores al Colegio Electoral. Se hizo una sugerencia similar durante un evento con senadores republicanos en Pensilvania la semana pasada.