Trump regresara rápido: militares completando la investigación de fraude de elecciones 2020

El presidente Donald J. Trump, el domingo, dijo que regresaría rápidamente al poder porque el ejército de los Estados Unidos se está acercando a la finalización de una investigación integral sobre la ilegitimidad de las elecciones presidenciales 2020, esta investigación empezó el 3 de noviembre.

El domingo por la tarde, Trump y sus asesores más confiables convocaron a una reunión clandestina en su centro de comandos de Mar-A-Lago, un bunker improvisado y metrópolis digital de donde el presidente ha estado trabajando junto a los adjuntos militares para probar el fraude electoral de las elecciones 2020.

Según lo informes de RRN a principios de este año, los militares habían tomado nota de las tremendas irregularidades electorales durante las horas nocturnas del 3 de noviembre, ya que la ventaja dominante de Trump en los estados del campo de batalla, parecía evaporarse mágicamente a las 3:00 am, después de que las estaciones de conteo de votos en todo el país cerraran y se asumió que el recuento se reanudaría a la mañana siguiente.

Pero nadie se fue, ellos siguieron contando y metiendo clandestinamente votos falsos para Biden.”Los votos para Trump desaparecieron, y los votos por Biden aparecieron de la nada. Encontramos esto altamente irregular y altamente sospechoso, pero por motivos que no se pueden divulgar todavía, no actuamos en ese momento” dijo el comandante Sargento Mayor William M. Rinehart, de INSCOM, (Comando de inteligencia y seguridad del ejército de los Estados Unidos).

Añadió: “INSCOM § ha supervisado las elecciones presidenciales durante mucho tiempo. No puedo revelar exactamente cuando empezamos. Típicamente, damos seguimiento; Tenemos poder para refutar o invalidar los resultados en circunstancias especiales, lo que significa que existe evidencia clara y presente del fraude electoral, y el presidente que está activo en dicha sesión, que en este caso era Trump, activó la Ley de Insurrección de 1807, que otorga autoridad a la Agencia Militar de los Estados Unidos para reemplazar la autoridad civil”.

Dijo nebulosamente que Trump provocó la Ley de Insurrección entre el 15 y el 18 de enero de noviembre del 2020, en una orden ejecutiva secreta no publicada en Whitehouse.gov. Desde entonces, en los Estados Unidos se han coordinado con las autoridades civiles “legales” para evaluar el alcance del fraude.

El domingo UNSCOM presentó a Trump un informe preliminar, lo que le impulsó a reunir a su equipo de confidentes.

Nuestra fuente de Mar-A-Lago dijo que el informe no lo acepta la administración ilegítima de Biden, ya que da pruebas concluyentes e irrefutables de que Biden a sabiendas robó al menos 40,000,000 de votos en 6 estados del campo de batalla, y que los superdelegados, teóricamente, libres de votar por cualquier candidato. Se pagaron enormes sumas de efectivo por parte del partido demócrata para tirar su apoyo detrás de Biden durante las primarias democráticas.

“Trump ahora tiene una prueba muy sólida que toneladas de votos en Georgia, Pennsylvania, Arizona, y Nevada fueron robados debajo de su nariz. Nos dijo que los militares están en las etapas finales de la investigación, y Trump volverá rápidamente al poder una vez que salgan a la luz los hallazgos que indican que Trump ganó la elección 2020 de forma aplastante. Estos hallazgos indican que Donald J. Trump es el presidente que más votos a obtenido en la historia de Estados Unidos. No pasará mucho tiempo, volverá luego”, dijo nuestra fuente, pero se negó a proporcionar una fecha específica.

40,000,000 de votos son más que suficientes para anular la elección, sin embargo, nuestra fuente dijo que la cantidad de votos es irrelevante.

“Un millón, diez, veinte, cuarenta…. Ahora tenemos una prueba solida de que robaron los votos. Eso será suficiente para derribar el régimen ilegitimo y criminal de Biden y restaurar la prosperidad a la nación y a la gente de USA y por consciente del mundo”, dijo.