Cómo se creó una narrativa falsa de hidroxicloroquina, la medicina efectiva para tratar el COVID-19

Esta recopilación única y muy reveladora de historia y datos de la Dra. Meryl Nass, certificada por la junta en Medicina Interna, es una lectura esencial. La medicación en cuestión, hidroxicloroquina, es sin duda la clave para poner fin a la terrible pérdida de vidas y la devastación social y económica devastadora causada por los cierres innecesarios y otras políticas de mitigación dañinas impuestas por el gobierno y las autoridades sanitarias durante esta pandemia.

Se ha comprobado, la misma CDS (Centro de control de enfermedades y prevención) lo ha afirmado que las verdaderas estadísticas de muerte por esta enfermedad, a diferencia de las cifras reales son enormemente infladas, están justo por debajo de las estadísticas de lo que legítimamente se puede llamar una pandemia.

El heroico grupo doctores Front Line se formó para tratar de contrarrestar una “campaña de desinformación masiva” contra el medicamento hidroxicloroquina (HCQ) altamente eficaz, seguro y económico para el tratamiento y la prevención de la infección por el virus Wuhan/COVID-19.

Américas Frontline Doctors (AFLDS) defiende a todos los estadounidenses que buscan la atención médica de la mejor calidad al capacitar a los médicos que están trabajando para combatir el virus, de los desafíos de atención médica más urgentes. Ayudan a amplificar las voces de médicos y pacientes preocupados en todo el país para combatir a aquellos que impulsan las agendas políticas y económicas a expensas de la ciencia y las soluciones de atención médica de calidad. AFLDS es una organización no partidista y sin fines de lucro.

En este documento, el Dr. Nass verifica las muchas preocupaciones serias de los médicos de primera línea, el Dr. Harvey Risch, el profesor francés y Dr. Didier Raoult, Dolores Cahill y muchos otros médicos de todo el mundo, sobre la supresión del uso de hidroxicloroquina.

Déjame explicártelo sin rodeos. La mayoría de las personas que han muerto a causa de la infección por el virus de Wuhan no habrían muerto si hubieran sido tratadas en una etapa temprana de la infección con el protocolo de hidroxicloroquina adecuado.

Por esa razón, muchos de los médicos antes mencionados están pidiendo investigaciones criminales sobre lo que sucedió en el tiempo de plena pandemia con respecto a hidroxicloroquina e insistiendo en que han exhibido verdaderos crímenes contra la humanidad dada la gran e innecesaria pérdida de vidas y otras devastaciones que han resultado de ello.

Para enfatizar la credibilidad de la Dra. Nass, aquí hay solo una pequeña muestra de sus credenciales más extensas. Para obtener más información, consulte aquí si tiene acceso a los documentos de Google.

Logros

• Experta en epidemias y ántrax

•Reputación nacional en ántrax: consultada para el Banco Interamericano de Desarrollo, afiliado del Banco Mundial (2001) y la directora del programa de problemas difíciles de Verano de la Inteligencia nacional (2008), entre otros; identificó la epidemia de ántrax de Zimbabwe de 1978 como un episodio de guerra biológica (1992); tras diagnosticar con precisión la causa, consultó al Ministerio de Salud de Cuba sobre su epidemia de neuropatía óptica y periférica (1993); creó una metodología para determinar la causa de epidemias sospechosas (1992); escribió sobre cómo gestionar mejor la epidemia de ébola (2014); escribió un resumen de la epidemia de Zika para una agencia federal de Estados Unidos (2016)

•El siguiente es un recurso extenso para todos los investigadores serios de este catastrófico escándalo médico, económico y social internacional. NO creas casi todo lo que lees en la mayoría de los informes de los principales medios sobre este tema. Todos están orientados a mantener un clima de miedo con el fin de convencer al público mundial de que la única forma de volver a la vida normal es aceptar la nueva vacuna que se está desarrollando. Y luego, todo el que se niegue a vacunarse será objeto de la eliminación de muchos derechos y libertades. Eso ya ha comenzado a suceder para aquellos que tienen ojos para ver lo que les ha estado sucediendo a muchos que rechazan los mandatos de enmascaramiento forzados e innecesarios y las restricciones de encierro igualmente innecesarias.

Cómo se creó una narrativa falsa de hidroxicloroquina y más por Meryl Nass, M.D.

Es notable que una gran serie de eventos que tuvieron lugar durante los últimos tres meses produjeron un mensaje unificado sobre la hidroxicloroquina y produjeron políticas similares sobre la droga en los Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Europa occidental. El mensaje es que la hidroxicloroquina genérica y económica es peligrosa y no debe usarse para tratar una enfermedad potencialmente fatal, Covid-19, para la cual no existen (otros) tratamientos confiables. Esto no es verdad.

La hidroxicloroquina se ha utilizado de forma segura durante 65 años en muchos millones de pacientes. Y así se elaboró el mensaje de que la droga es segura para sus otros usos, ¿pero peligrosa cuando se usa para Covid-19? No tiene sentido, pero parece haber funcionado.

En los Estados Unidos, “Nunca Trump” se transformó en “Nunca Hydroxychloroquine” y el resultado de la pandemia es “Nunca se termina”. Pero si bien el giro anti-Trump es lo que caracterizó las estrategias de represión en los Estados Unidos, los fraudes perpetrados sobre la hidroxicloroquina y la pandemia incluyen a la mayoría de los países occidentales.

¿Fueron estos actos cuidadosamente orquestados? Por su puesto que si

¿Se podrían haber planeado estos eventos para mantener la pandemia? ¿Vender medicamentos y vacunas costosos a una población cautiva? ¿Podrían estos actos resultar en dificultades económicas y sociales prolongadas, y eventualmente transferir riqueza de la clase media a los muy ricos? ¿Son estos eventos evidencia de una conspiración?

Aquí hay una lista de lo que sucedió, sin ningún orden especial. Por favor, ayuda a agregar a esta lista si conoces otras acciones que deberíamos incluir. Este será un documento vivo, que se agregará a medida que haya nueva información disponible.

He escrito esto como si fuera la lista de tareas pendientes de los que mueven los hilos. Los elementos de la lista ya se han realizado. Uno se pregunta qué más podría haber enesta lista, aún por llevar a cabo, para esta pandemia.
Esto es lo que hicieron

1. Evitaron que los médicos usen el medicamento de la manera que sea más probable que sea eficaz (en pacientes ambulatorios al inicio de la enfermedad). Prohíbieron el uso fuera de situaciones que puedas controlar.

Las situaciones que se controlaron para mostrar ningún beneficio incluyeron tres ensayos clínicos grandes, aleatorizados y multicéntricos.

(Recovery, Solidarity y REMAP-Covid), el tipo de ensayos que generalmente se cree que arrojan la evidencia más confiable. Sin embargo, cada uno de ellos utilizó dosis excesivas de hidroxicloroquina que se sabía que eran tóxicas y que pueden haber sido mortales en algunos casos; vea mis artículos anteriores aquí y aquí. Y un cuarto estudio chino que también utilizó dosis excesivas (3,6 g de HCQ en los primeros tres días y 800 mg/día a partir de entonces, comparables a los estudios anteriores) tampoco encontró ningún beneficio del medicamento hidroxicloroquina.

2. Previnieron o limitaron el uso en pacientes ambulatorios controlando el suministro del medicamento, utilizando diferentes métodos en diferentes países y estados. Por ejemplo, en el estado de Nueva York, por orden del gobernador, la hidroxicloroquina solo se puede recetar a pacientes hospitalizados. En Nevada, el gobernador prohibió rotundamente tanto recetar como dispensar medicamentos de cloroquina para un diagnóstico de Covid-19. En Nueva Jersey, el Departamento de Asuntos del Consumidor requirió un resultado positivo de la prueba antes de que se pudiera dispensar o recetar una receta de cloroquina.

Francia ha emitido una serie de regulaciones diferentes para limitar el uso de prescriptores. El ministro de Salud de Francia también cambió el estado de los medicamentos de venta libre a un medicamento que requiere receta médica el 13 de enero.

3. Resaltaron el peligro de la droga, enfatizando los efectos secundarios que son muy raros cuando la droga se usa correctamente. Se aseguraron de que todos hayan oído hablar del hombre que murió después de consumir hidroxicloroquina en forma de limpiador de peceras. Sin embargo, su toxicidad a las dosis aprobadas es mínima. La cloroquina se agregó a la sal de mesa en algunas regiones en la década de 1950 como preventivo de la malaria, según el profesor Nicholas White en su estudio para el ensayo Recovery.

4. Limitaron los ensayos clínicos a pacientes hospitalizados, en lugar de probar el fármaco en pacientes ambulatorios, al inicio de la enfermedad, cuando se prevé que sea más eficaz.

Finalmente, pero no hasta mayo, el NIAID del Dr. criminal Anthony Fauci llevó a cabo una prueba en pacientes ambulatorios, utilizando hidroxicloroquina más azitromicina, pero solo inscribió a 20 pacientes, después de planificar 2000. Redujo la duración del seguimiento de 24 semanas a 13 días después del tratamiento. Canceló el estudio después de solo cinco semanas, alegando inscripciones inadecuadas.

5. Diseñó ensayos clínicos para administrar una dosis demasiado alta, asegurando que el fármaco cause daño en algunos sujetos, lo suficiente como para enmascarar cualquier posible efecto beneficioso. Se aseguraron de que los ensayos en 400 hospitales en 35 países (Solidaridad) y la mayoría de los hospitales en el Reino Unido (Recuperación) utilicen estas dosis peligrosas, así como en sitios adicionales en 13 países (ensayo REMAP-COVID).

6. Diseñaron ensayos clínicos para recopilar casi ningún dato de seguridad, por lo que cualquier causa de muerte debido a la toxicidad del fármaco se atribuirá a la enfermedad en lugar del fármaco.

7. Emitieron reglas para el uso del medicamento en función de los resultados del estudio de recuperación del Reino Unido, que dio sobredosis a los pacientes. Por supuesto, los resultados de recuperación mostraron más muertes en el grupo de hidroxicloroquina, ya que les dieron a los pacientes 2,4 g en las primeras 24 horas y 800 mg/día a partir de entonces. Además, el Reino Unido tiene la segunda tasa de mortalidad más alta del mundo por Covid-19 (Bélgica ocupa el primer lugar), por lo que la simple realización del ensayo en el Reino Unido puede haber contribuido a los malos resultados.

8. Publicaron, en la revista médica más leída del mundo, The Lancet, un estudio observacional de una enorme base de datos mundial (96,000 casos de Covid) que dice que el uso de medicamentos con cloroquina causó un aumento significativo de la mortalidad. Se dijo que este era el documento para poner fin a toda la controversia sobre la hidroxicloroquina y Covid-19. Se aseguraron de que todos los medios importantes informen sobre este resultado. Se decía que este era el clavo en el ataúd de la hidroxicloroquina. Luego, tres países europeos anuncian que no permitirán que los médicos receten el medicamento.

El 4 de junio de 2020, la revista médica en línea The Lancet se disculpó con los lectores después de retractarse de un estudio que decía que el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina no ayudó a frenar el COVID-19 y podría causar la muerte de los pacientes.  “Nos disculpamos profundamente con ustedes, los editores y los lectores de la revista por cualquier vergüenza o inconveniente que esto pueda haber causado”, dijo The Lancet.

9. Hicieron todo lo posible por superar cualquier controversia, sin admitir nunca su culpabilidad. Incluso después de que cientos de personas renunciaron al estudio observacional de Lancet debido a fabricaciones fácilmente identificables (la base de datos utilizada en el estudio no existía y los números declarados no coincidían con los números conocidos de casos), Lancet se mantuvo firme durante dos semanas, lo que sirvió para enturbiar las aguas sobre el juicio, hasta que finalmente tres de los cuatro coautores (pero no The Lancet) se retractaron del estudio. Ni los autores ni la revista han admitido su responsabilidad, y mucho menos han explicado qué fue lo que los indujo a ser coautores y publicar tal fraude.

Se aseguraron de que muy pocos medios informaran que los datos fueron fabricados, que el “estudio” era fraudulento y que los medicamentos eran realmente seguros. Aunque la historia de la empresa de bases de datos, Surgisphere, estaba llena de detalles escandalosos, la historia de la retractación del estudio pasó desapercibida para el público. Se aseguraron de que la mayoría de la gente recordara la historia original: que la cloroquina y la hidroxicloroquina con frecuencia matan a los pacientes. Lo que es una mentira total.

10. Se aseguraron de que las agencias federales como la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de USA)y los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades) cumplieran con sus políticas deseadas. Algunos ejemplos:

a) La FDA  recomendó el uso solo en pacientes hospitalizados (demasiado tarde) y luego el uso recomendado se restringió solo a los ensayos clínicos (que son limitados, en los que es difícil inscribirse, se han detenido prematuramente o pueden usar dosis excesivas).

b) La FDA hizo afirmaciones falsas y sin fundamento, tales como: “Es probable que los pacientes hospitalizados tengan mayores perspectivas de beneficio (en comparación con los pacientes ambulatorios con enfermedad leve)” y afirmaron que los medicamentos de cloroquina tienen un inicio de acción lento. Si eso fuera realmente cierto, no se usarían para ataques agudos de malaria o en pacientes críticamente enfermos con Covid-19. (Divulgación: una vez me dosifiqué con cloroquina para un ataque agudo de paludismo por P. vivax y funcionó muy rápido).

c) Aunque brindar asesoramiento sobre el tratamiento es una gran parte de su misión, los CDC, en cambio, remitieron a los médicos, las pautas de los NIH (Institutos Nacionales de Salud) , que se analizan a continuación.

d) A pesar de que las pautas de tratamiento de Covid de Bélgica mencionaron repetidamente que las dosis de hidroxicloroquina en los ensayos de Recuperación y Solidaridad fueron cuatro veces la dosis acumulada utilizada en Bélgica, se aseguraron de decir que las pautas belgas, paradójicamente, solo recomiendan el uso de hidroxicloroquina dentro de los ensayos clínicos.

11. Se aseguraron de evitar financiar o fomentar ensayos clínicos que probaran combinaciones de medicamentos como hidroxicloroquina con zinc, con azitromicina o con ambos, aunque existe una amplia evidencia clínica de que tales combinaciones brindan un beneficio acumulativo a los pacientes. Por ejemplo, un estudio que examinó esta combinación no tenía financiación.

12. Se aseguraron de que las agencias federales y de la ONU hicieran afirmaciones falsas e ilógicas basadas en inventos en lugar de datos humanos. Por ejemplo, la FDA declaró el 15 de junio que la dosis requerida para tratar Covid es tan alta que es tóxica, después de que los ensayos de Recuperación y Solidaridad habían sido expuestos a dosis tóxicas. Este doble discurso científico brindó cierta cobertura legal a los ensayos clínicos que dieron sobredosis a sus pacientes. Según Denise Hinton, RN, Científica Jefe de la FDA (sí, una enfermera registrada sin calificaciones científicas es la Científica Jefe de la FDA), o tal vez una torpe redactora de palabras de la FDA:

“Bajo el supuesto de que la acumulación celular in vivo es similar a la de los ensayos basados en células in vitro, las concentraciones de pulmón libre calculadas que resultarían de los regímenes de dosificación sugeridos por la EUA están muy por debajo de los valores de EC50/EC90 in vitro, lo que hace que el antiviral, el efecto contra el SARS-CoV-2 probablemente no se pueda lograr con los regímenes de dosificación recomendados en la EUA. El aumento sustancial de la dosis que se necesitaría para aumentar la probabilidad de un efecto antiviral no sería aceptable debido a preocupaciones de toxicidad “.

Crearon un informe falso en la OMS (Servicio Médico Ocupacional) que afirma que se necesitan dosis tóxicas. Esto es una tontería ya que:

Los investigadores de los CDC mostraron fuertes efectos contra el SARS-1 en concentraciones alcanzables de forma segura.

El medicamento en dosis normales utiliza para más de 30 afecciones médicas diferentes (consulte Clinicaltrials.gov),

Informes de muchos países diferentes dicen que el medicamento es eficaz para Covid-19 en dosis normales, mientras que un ensayo de tratamiento con cloroquina en dosis altas se detuvo en Brasil y se publicó una versión preliminar del estudio el 11 de abril, o quizás el 7 de abril, después de encontrar que ese medicamento producía arritmias ventriculares y muertes. JAMA publicó los resultados en su edición del 24 de abril.

La toxicidad en el estudio brasileño se observó después de solo tres días de tratamiento, durante los cuales se administraron 3,6 gramos de cloroquina. Pero los ensayos Solidarity (3,2 gramos de hidroxicloroquina en tres días), Recovery (3,6 gramos de hidroxicloroquina en tres días) y REMAP-COVID (3,6 gramos de hidroxicloroquina en tres días) continuaron con sobredosis de pacientes hasta junio, a pesar de la evidencia de muertes por sobredosis en Brasil.

De manera reveladora, el editor de JAMA, Gordon Rubenfeld, escribió en abril, después de que se publicara el estudio brasileño en JAMA, “si está recetando hidroxicloroquina después de estos resultados de JAMA, hágase un favor a usted y a su abogado defensor. Documentaron en su expediente médico que informó al paciente de los riesgos potenciales de la hidroxicloroquina, incluida la muerte súbita y sus beneficios. Otra mentira.

13. Crearon un comité de Directrices de los NIH para las recomendaciones de tratamiento de Covid, en el que 16 miembros tienen o han tenido intereses económicos con Gilead, fabricante de Remdesivir. Los miembros fueron designados por los Copresidentes. Dos de los tres copresidentes están enredados económicamente con Gilead. ¿Te sorprende que sus pautas recomienden específicamente en contra del uso de hidroxicloroquina y a favor de Remdesivir, a pesar de que un estudio de fase III chino no mostró ningún beneficio, que fue publicado por error en el sitio web de la OMS y luego eliminado? Los autores de las guías consideraron que sus recomendaciones son el nuevo “estándar de atención”.

Crearon un resumen de las pautas de tratamiento de los NIH que selecciona la literatura para afirmar que la hidroxicloroquina no proporciona ningún beneficio. Otra gran mentira.

14. Asustaron a los médicos para que no receten hidroxicloroquina, si la prescripción está permitida en tu jurisdicción, porque recetar fuera del nuevo “estándar de atención” de los NIH los deja expuestos tanto a demandas por negligencia como a la posible pérdida de la licencia. Por ejemplo, la Junta de Licencias Médicas de Michigan emitió lo siguiente:

“Recetar hidroxicloroquina o cloroquina sin más pruebas de eficacia para el tratamiento de COVID-19 o con la intención de almacenar el medicamento puede crear una escasez de pacientes con lupus, artritis reumatoide u otras dolencias para las que la cloroquina y la hidroxicloroquina son tratamientos probados. Los informes de esta conducta serán evaluados y pueden ser investigados más a fondo para tomar medidas administrativas … También es importante tener en cuenta que los profesionales de la salud con licencia deben informar sobre prácticas de prescripción inapropiadas “.

En otras palabras, se requiere que los farmacéuticos de Michigan denuncien a los médicos que recetan medicamentos para Covid-19.

Además, les dice a los médicos (a través de la FDA) que deben controlar una variedad de parámetros de laboratorio y electrocardiogramas cuando usan el medicamento, aunque esto nunca se aconsejó antes, lo que dificulta mucho el uso del medicamento en pacientes ambulatorios. Han hecho que la Agencia Europea de Medicamentos emita advertencias similares. En Australia, solo los médicos de determinadas especialidades pueden recetar el fármaco para Covid-19. Y en Queensland, los médicos o farmacéuticos que no cumplan (por ejemplo, recetando el medicamento para la prevención de Covid-19) enfrentan hasta seis meses de prisión y una multa de hasta $13,000 dólares australianos.

15. Se las arreglaron para controlar la realización de la mayoría de los ensayos en todo el mundo diseñando especialmente los ensayos Solidaridad gestionados por la OMS, que actualmente se llevan a cabo en 35 países. La OMS detuvo dos veces los ensayos clínicos de hidroxicloroquina en todo el mundo. La primera vez, el 25 de mayo, la OMS afirmó que fue en respuesta al estudio (fraudulento) de Lancet. La segunda vez, el 17 de junio, la OMS afirmó que la parada fue en respuesta a los resultados del ensayo de recuperación. Recovery utilizó dosis altamente tóxicas de hidroxicloroquina en más de 1,500 pacientes, de los cuales 396 murieron. Detuvieron la prueba antes de que la junta de monitoreo de seguridad de datos examinara sus datos, un movimiento que no es consistente con el protocolo de prueba. En el ensayo de la OMS en más de 400 hospitales, los pacientes recibieron una sobredosis de 2,0 g de hidroxicloroquina en las primeras 24 horas. El ensayo se detuvo tres días después de que las dosis tóxicas fueron expuestas (por mí). El ensayo involucró a médicos de todo el mundo que ingresaron información mínima del paciente en una plataforma en línea de la OMS, que asignó al paciente un tratamiento.

La única información de “seguridad” recopilada durante el ensayo fue si los pacientes necesitaron oxígeno, necesitaron un ventilador o murieron. Esto enmascara eficazmente los efectos adversos de los fármacos probados.

Debo mencionar que el plan inicial de la OMS para su ensayo Solidaridad omitió por completo los medicamentos de cloroquina, pero se agregaron a instancias de las naciones participantes. La posición alternativa de la OM, que fueron dosis tóxicas.

16. La OMS presionó a los gobiernos para que dejaran de recetar hidroxicloroquina a los médicos.

17. La OMS presionó a las sociedades profesionales para que dejaran de recetar hidroxicloroquina los médicos.

18. Se aseguraron de que la enciclopedia médica estadounidense más consultada, UptoDate, advirtiera a los médicos que restrinjan la hidroxicloroquina solo a ensayos clínicos, citando a la FDA.

19. El jefe del Grupo de Trabajo sobre Coronavirus, el Criminal ejecutado por crímenes contra la humanidad, Dr. Anthony Fauci, insistió en que el medicamento no se puede usar sin evidencia sólida … mientras que él insistió exactamente lo contrario en el caso del brote de coronavirus MERS hace varios años, cuando recomendó una combinación de medicamentos no probada para usar … que había sido desarrollado para ese propósito por su agencia.

Y mientras lamentaba la falta de pruebas, se negaba a pagar por los ensayos para estudiar la hidroxicloroquina y canceló dos ensayos de hidroxicloroquina para pacientes ambulatorios antes de su finalización. Y estaba cambiando los postes de la portería en la prueba de Remdesivir, no una sino dos veces, para que Remdesivir mostrara un pequeño beneficio, pero ningún beneficio de mortalidad. Y no lo olvides, Fauci estuvo encantado de patrocinar un ensayo de una vacuna Covid-19 en humanos antes de que hubiera datos de ensayos con animales. Hasta aquí el requisito de Fauci de pruebas de alta calidad, antes de arriesgar el uso de medicamentos y vacunas en humanos.

20. Convencieron a la población de que la crisis sería duradera. Tienes al segundo hombre más rico del mundo y el mayor patrocinador de las vacunas, otro criminal ejecutado por crímenes contra la humanidad, Bill Gates, siguió repitiendo en el megáfono de los medios que no podemos volver a la normalidad hasta que todos se hayan vacunado o haya un medicamento perfecto. (La Fundación Gates ayudó a diseñar el ensayo de Solidaridad de las vacunas, que solo dice que tiene múltiples patrocinadores, ayudó a financiar el ensayo de recuperación y Gates está fuertemente invertido en productos farmacéuticos y vacunas de Covid-19.

21. Los CDC (con la ayuda de la FDA) previnieron la compra de kits de prueba de coronavirus de Alemania, China, OMS, etc., y no produjeron ellos mismos un kit de prueba válido. El resultado fue que durante enero y febrero del 2020, los casos de Estados Unidos no pudieron ser evaluados y, durante varios meses, los kits de prueba insuficientes y poco confiables hicieron imposible rastrear la epidemia y detener la propagación.

22. La gente confiada no podían pensar que un portavoz médico mintió al público sobre la gravedad de la pandemia, por lo que no se tomaron precauciones cuando podrían haber sido más efectivas y menos duraderas.
El Congreso fue informado repetidamente sobre la pandemia en enero y febrero, lo que asustó a varios miembros del Congreso lo suficiente como para vender grandes cantidades de acciones, arriesgándose a cargos por uso de información privilegiada. El senador Burr es uno de ellos, actualmente bajo investigación por importantes ventas de acciones el 13 de febrero.

Sin embargo, el Dr. Fauci le dijo a USA Today el 17 de febrero del 2020 que los estadounidenses deberían preocuparse más por la gripe que por el coronavirus, cuyo peligro era “simplemente minúsculo”. Luego, el 28 de febrero, del 2020 los doctores Fauci y Robert Redfield (director de los CDC) escribieron en el New England Journal:

“Las consecuencias clínicas generales de Covid-19 pueden, en última instancia, ser más parecidas a las de una influenza estacional grave (que tiene una tasa de letalidad de aproximadamente 0,1%) o una influenza pandémica (similar a las de 1957 y 1968) en lugar de una enfermedad similar al SARS o MERS, que han tenido tasas de letalidad de 9 a 10% y 36%, respectivamente”.

23. Destruyeron la reputación de médicos respetados que se interpusieron en su camino. El profesor Didier Raoult y su equipo en Marsella han utilizado hidroxicloroquina en más de 4,000 pacientes, informando una tasa de mortalidad de alrededor del 0,8 por ciento. (La tasa de mortalidad de los pacientes que recibieron hidroxicloroquina en el ensayo de recuperación fue del 25,7 por ciento). Raoult es muy famoso por descubrir más de 100 microorganismos diferentes y encontrar la causa de la enfermedad de Whipple, largamente buscada. Con esta reputación, Raoult aparentemente pensó que podía tratar a los pacientes como mejor le pareciera, lo que ha hecho, bajo gran coacción. Raoult apareció en un artículo de la revista New York Times, con su rostro en la portada de la revista, el 12 de mayo de 2020. Después de describir sus logros, el Times discutió muy desfavorablemente su personalidad, dio a entender que llevó a cabo ensayos poco éticos sin aprobación y utilizando fuentes anónimas produjo una pieza desacreditándolo. Raoult ahora se considera una manivela poco confiable en los Estados Unidos.

Reunieron a un grupo de profesores de Yale para discutir con su colega de Yale Harvey Frisch, MD, PhD epidemiólogo sobre sus publicaciones y apoyo vocal de los beneficios de hidroxicloroquina para Covid. Su primer argumento es que no es un médico especialista en enfermedades infecciosas. En particular, el primer firmante de la declaración en contra del Dr. Frisch es un economista.

El médico y senador estatal Scott Jensen de Minnesota está siendo investigado por su junta médica estatal debido a quejas anónimas sobre “difundir información errónea” y dar “consejos imprudentes” sobre Covid en entrevistas. Jensen fue seleccionado previamente como “Médico de familia del año” en su estado. Ahora su licencia médica está en riesgo, no por cómo trató a un paciente, sino por lo que dijo fuera de la oficina. Algo sin precedentes.

ACTUALIZACIÓN: Jensen fue exonerado.

24. Ordenaron a las plataformas de redes sociales que prohibieran contenido que no está de acuerdo con la narrativa deseada. Como dijo la directora ejecutiva de YouTube y ex esposa del fundador de Google, Sergey Brin, Susan Wojcicki:

“YouTube prohibirá cualquier contenido que contenga consejos médicos que contradigan las recomendaciones de coronavirus de la Organización (Criminal) Mundial de la Salud (OMS). Cualquier cosa que vaya en contra de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sería una violación de nuestra política”.

25. Cuando sus ensayos clínicos fueron criticados por sobredosis de pacientes, hicieron que científicos de la Universidad de Mahidol, afiliados a Oxford y apoyados por Wellcome Trust, publiquen artículos (una revisión de la literatura con modelos y un estudio de modelos) que pretendieron demostrar que las dosis utilizadas no eran tóxicas. Desarrollaron un nuevo método para medir la hidroxicloroquina en un puñado de pacientes en recuperación que no fueron envenenados. Sin embargo, hay dos problemas que olvidaron con este enfoque:

Los datos brasileños negativos que publicaron, que incluyeron 16 muertes (Porque a proposito les dieron a las personas altas dosis, dosis fuera de lo normal), amplia información clínica y arritmias ventriculares documentadas, fueron mucho más convincentes para ellos, esto fue un modelo teórico de farmacocinética de hidroxicloroquina.

O el medicamento es demasiado tóxico para usar, incluso en dosis normales, para una enfermedad potencialmente mortal, o incluso las dosis extremadamente altas son seguras. No puedes tener las dos cosas.

Oxford es la institución que lleva a cabo el ensayo de recuperación e inventó una vacuna Covid que ya tiene 400 millones de dosis bajo pedido. Wellcome Trust financió la prueba de recuperación.

26. Cambiaron las medidas de resultado primarias de su ensayo después de haber comenzado, para evitar la detección de muertes inducidas por medicamentos (recuperación) o para hacer que su medicamento parezca tener eficacia (ensayo NIAID Remdesivir).

27. Impidieron que los fabricantes suministren el medicamento. Poco después de que se publicara el artículo fraudulento de Lancet, Sanofi anunció que dejaría de suministrar el medicamento para su uso con Covid y detendría sus dos ensayos clínicos con hidroxicloroquina. Se esperaba que uno de los ensayos cancelados de Sanofi evaluara a 210 pacientes ambulatorios al principio del curso de la enfermedad. El juicio permanece suspendido al momento de escribir este artículo, mientras que el artículo de Lancet se retiró 13 días después de la publicación. No quisieron probar el tratamiento con hidroxicloroquina en las primeras etapas de la enfermedad, ya que iba a mostrar un efecto excelente.

Sanofi (una compañía farmacéutica) comenzó a actuar como un regulador. Desde el sitio web de la Administración de Productos Terapéuticos del Departamento de Salud de Australia:

Sanofi, el proveedor de uno de los productos de hidroxicloroquina comercializados en Australia (Plaquenil), también escribió a los profesionales de la salud reforzando que la hidroxicloroquina no estaba aprobada para su uso en Australia para el tratamiento de COVID-19 fuera de los límites de un ensayo clínico.

Luego, Sanofi comenzó a recopilar información sobre todos los usos no autorizados de hidroxicloroquina en Nueva Zelanda y Australia. ¿Por qué Sanofi, una empresa de fabricación de medicamentos, se está convirtiendo en un mecanismo de vigilancia/aplicación destinada a asustar a los proveedores médicos para que no usen el medicamento para Covid, cuyo uso es, por definición, “no indicado en la etiqueta”? Sanofi, alternativamente, sugiere que uno puede informar (de forma anónima o no) el uso fuera de etiqueta de otros al Centro de Farmacovigilancia de Nueva Zelanda o al equivalente australiano.

Y ve esto: Novartis suministrará hidroxicloroquina solo bajo ciertas condiciones y detuvo su prueba de hidroxicloroquina debido a la falta de inscripciones, aunque la inscripción no fue un problema para sus otras pruebas de Covid.

28. Intentaron retractarse de artículos publicados que proporcionan evidencia para respaldar el uso de hidroxicloroquina para Covid.

29. Pidieron a sus científicos “comprados” que oculten sus conflictos de intereses financieros en sus ensayos clínicos y publicaciones de hidroxicloroquina, así como en las pautas que elaboran.

30. Hicieron que sus medicamentos experimentales, sin licencia, se prueben de manera mucho más rápida y económica que en circunstancias normales, en pacientes de Covid en ensayos clínicos grandes, pero solo siempre que ningún medicamento esté designado como efectivo para la afección. Esta oportunidad solo dura mientras el “estándar de atención” no es más que medidas de apoyo.

31. Hicieron que una organización de investigación con grandes miembros de Pharma (A.O.K.I.) que presionara al Ministerio de Salud de Rusia para que elimine la hidroxicloroquina de sus pautas de tratamiento.

32. Dejaron de usar hidroxicloroquina, supuestamente en respuesta al estudio fabricado de Lancet, en Francia, Italia y Bélgica (países con tasas muy altas de mortalidad por Covid), luego en Portugal y luego en Suiza. Pero Suiza reinició el uso de hidroxicloroquina 15 días después. Esto creó un experimento natural en Suiza. Aproximadamente dos semanas después de que se detuvo el uso de hidroxicloroquina, las tasas de mortalidad se triplicaron aproximadamente, durante unos 15 días. Luego, después de que se permitió su uso nuevamente, dos semanas después, las tasas de muerte de Covid volvieron a su nivel de referencia. (Gracias a FranceSoir).

33. Se invierte un viejo truco de los ensayos clínicos para enmascarar los beneficios de la hidroxicloroquina. El truco consistió en reemplazar el placebo de solución salina con una sustancia que está siendo utilizada por muchos médicos y en muchos ensayos contra Covid, por lo que, en comparación, es probable que reduzca el efecto positivo de su medicamento probado. Esto se hizo en ensayos tanto en la Universidad de Nueva York como en la Universidad de Washington, utilizando vitamina C o vitamina C y ácido fólico, respectivamente, como placebos.

34. Los directores médicos de Gales, Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte, y el director del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, escribieron a los médicos del Reino Unido:

a) instándolos a inscribir a sus pacientes con Covid en uno de los tres ensayos clínicos nacionales, dos de los cuales a propósito les dieron una gran sobredosis de hidroxicloroquina, y
b) interrumpieron el uso de “tratamientos sin licencia” fuera de un ensayo. Una vez más, nos encontramos con una amenaza velada contra los médicos que realmente intentan tratar la infección primaria por SARS-Cov-2. Los médicos jefes escribieron:

“Si bien es responsabilidad de cada médico individual tomar decisiones sobre la prescripción, desaconsejamos enérgicamente el uso de tratamientos sin licencia fuera de un ensayo, donde la participación en un ensayo es posible … Cualquier tratamiento administrado para el coronavirus que no sea la atención de apoyo general, el tratamiento para afecciones subyacentes y antibióticos para las complicaciones bacterianas secundarias, deberían formar parte de un ensayo, cuando sea posible”.

35. El 15 de junio del 2020, se runió una junta de farmacias estatales que se negó a dispensar hidroxicloroquina fuera de los ensayos clínicos, citando la recomendación de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) para su uso solo en ensayos. Emitieron este nuevo reglamento el mismo día que la FDA publicó su recomendación, indicando coordinación previa. Pero cuando su regulación se expuso el 14 de julio del 2020, la rescindieron de inmediato.

36. El FMI (Asociación de la industria alimentaria) ofreció financiamiento rápido a Bielorrusia (República de Bielorrusia), pero solo si seguía el modelo recomendado de respuesta de Covid que impone cuarentenas, aislamiento y toques de queda.

37. Un grupo de médicos fue a Washington D.C. del 27 al 28 de julio del 2020. El grupo se llama “Los médicos de primera línea de Estados Unidos” y dieron una conferencia de prensa y charlas en vivo sobre la pandemia de Covid-19, así como sobre la necesidad de que los médicos puedan recetar hidroxicloroquina libremente. Si bien los medios de comunicación asistieron escasamente a la conferencia de prensa, la transmisión en vivo obtuvo millones de visitas. Y en cuestión de horas, Google, YouTube, Facebook y Twitter prohibieron su transmisión en vivo. Se dijo que Twitter también prohibía los comentarios sobre su prohibición. Luego, Squarespace eliminó el sitio web de Frontline Doctors.

Hoy, Bitchute organiza su conferencia de prensa. Brighteon también. En aquellos medios que describe lo sucedido, insinuaron que todos estos doctores estaban dando información errónea. Cuando fue lo contrario.

38. Después de que el problema de la hidroxicloroquina recibió tanta atención en las redes sociales, el 29 de julio del 2020 impusieron otra prohibición sobre la prescripción de hidroxicloroquina para Covid, a partir del 30 de julio en Ohio, utilizando su Junta de Farmacia para dictar a los médicos lo que no pueden recetar. (Una repetición del # 35 en un estado diferente).

Esta prohibición recibió tanta atención que el gobernador de Ohio (que debe haberla apoyado inicialmente) la rescindió a la mañana siguiente, el 30 de julio, diciendo que estaba de acuerdo con el comisionado de la FDA, Stephen Hahn, quien dijo en una entrevista del 30 de julio que la prescripción de hidroxicloroquina es entre un médico y un paciente.

39. Después de que Google anulara el artículo del médico James Todaro sobre hidroxicloroquina durante cuatro meses, permitieron que resurgieron justo antes de que los directores ejecutivos de Google (y Facebook, Amazon y Apple) testifiquen ante el Congreso el 29 de julio del 2020 sobre la censura y el abuso de poder. Twitter mintió diciendo que el artículo de Todaro estaba en un enlace inseguro (Mentiras).

40. Después de una atención masiva a la prohibición de los videos publicados por el grupo de médicos “America’s Frontline Physicians” y su sitio web, hicieron grandes esfuerzos para desacreditar a los médicos involucrados.

MedPageToday afirmó que “no pudo encontrar evidencia de que alguno de los oradores trabajara en hospitales con un número significativo de pacientes con Covid-19”. Pero los médicos afirmaron que usaron el medicamento temprano y evitaron hospitalizaciones y muertes. Con más de 4,4 millones de estadounidenses diagnosticados con Covid, ¿qué médico no ha atendido a un paciente de Covid?

Los reporteros de la USAT afirmaron erróneamente que estos médicos no eran expertos y que carecían de conocimiento sobre el uso de hidroxicloroquina en Covid-19, a pesar del hecho de que la mayoría trabaja en atención primaria, atención de urgencia o medicina de emergencia e informan que usan el medicamento hidroxicloroquina para tratar el Covid. Sin embargo, nadie pregunta cuántos años atrás el “experto” Fauci trató por última vez a un paciente. La licencia médica de Expert Birx expiró en 2014, por lo que tampoco ha tratado a un paciente de Covid.

41. El uso de hidroxicloroquina es verdaderamente el problema de la cuña para comprender y revertir la pandemia. Si la hidroxicloroquina funciona razonablemente bien como profiláctico y tratamiento para Covid-19, podría potencialmente poner fin a la gravedad de la pandemia y devolvernos la vida como la conocíamos. Tenían que usar las palancas del gobierno, los principales medios de comunicación y las redes sociales para evitar que eso suceda.

Por lo tanto, en caso de que los médicos pensaran que el video de Frontline Doctors, o un nuevo estudio de España que muestra la utilidad del medicamento significa que deben usar hidroxicloroquina para tratar Covid, tenían que actuar rápido y seguir hablando negativamente de la medicina hidroxicloroquina.

El artículo de WaPo ni siquiera nos dice si los pacientes sobrevivieron, prosperaron o sufrieron daños. El artículo apenas tiene sentido. Su único propósito es ennegrecer la droga y los médicos que la usan.

42. Utilizaron las juntas estatales de licencias médicas para amenazar a los médicos que afirman que existe una cura para el Covid-19.

43. Hicieron que el Dr. Criminal Fauci desacreditara los estudios observacionales publicados que muestran beneficios durante una audiencia del Congreso, exigiendo ensayos controlados aleatorios. Fauci nunca le dijo al Comité que canceló el único ensayo controlado aleatorio de hidroxicloroquina que se suponía que su agencia, NIAID, debía realizar sobre hidroxicloroquina. El NIAID afirmó que no podía inscribir suficientes sujetos y se canceló después de que solo se inscribieran 20. Sin embargo, Fauci dijo al Comité que 250,000 estadounidenses han mostrado interés en participar en ensayos de una vacuna Covid. Es difícil creer que hubo una falta extrema de interés en un ensayo de tratamiento y un interés tan grande en un ensayo de vacuna.

Los médicos que escribieron estudios que mostraban beneficios (90 por ciento de reducción de la mortalidad) defendieron su trabajo de las críticas de Fauci.

44. Se aseguraron de controlar el resultado de la gran mayoría de los ensayos clínicos aleatorizados de los fármacos de cloroquina, estos fueron frustrados por investigadores médicos en Detroit, España, Italia, Francia, Arabia Saudita para que publicaran sus resultados de observación con hidroxicloroquina, mostrando el fármaco reduce drásticamente la mortalidad por Covid. Entonces, el líder de los criminales, Tony Fauci rechazó repetidamente esta evidencia de miles de pacientes, ya que no provino de ensayos controlados aleatorios. Consulta c19study.com para obtener una recopilación de 78 estudios sobre la eficacia de los medicamentos con cloroquina.

Recuerda, el sistema corrupto de Estasos Unidos no llegaría a estos extremos si la hidroxicloroquina no funcionara. Por favor, piensa en eso.

La gente y los profesionales se defienden

Estoy comenzando una nueva lista “en vivo” de las formas en que la gente está rechazando la abrogación de nuestros derechos, la propagación de mentiras y nuestra capacidad para acceder a la atención médica que elegimos. Por favor, ayude a contribuir.

1. Un gran agradecimiento a FranceSoir, que ha cubierto las restricciones de la hidroxicloroquina en una larga serie de artículos, ha investigado lo que los principales medios de comunicación se niegan a hacer y ha llevado el asunto ante un juez. El juez dictaminó que un comunicado de prensa emitido el 27 de mayo del 2020 por el Ministro de Solidaridad y Salud de Francia, informando a los médicos que no pueden usar hidroxicloroquina para Covid-19, no tiene significado legal y no puede restringir la prescripción de medicamentos por parte de los proveedores médicos de Francia.

2. Los ciudadanos italianos llevan a su gobierno a los tribunales por el manejo de la pandemia y el cierre.

3. Skye News Australia presenta información sobre las respuestas efectivas a la pandemia en Suecia y Suiza. La pandemia ha terminado en Suecia. Suiza demostró (nuevamente) los beneficios del hydroxychloroquina usado en la dosis adecuada, junto con otros medicamentos/suplementos. “La destrucción de nuestras economías fue completamente inútil”.

4. Los métodos estadísticos de tres importantes ensayos controlados aleatorios de la eficacia de la hidroxicloroquina en Covid-19 han sido cuestionados por un gran grupo de estadísticos, investigadores y médicos. Los tres ensayos tuvieron un poder estadístico inadecuado, con valores de p grandes. De hecho, evaluados de manera diferente, “la evidencia de todos estos ensayos apunta a la efectividad del tratamiento (HCQ)”, según el grupo de profesionales que brindan la crítica.

5. La afirmación de que los anticuerpos solo duran unos meses y, por lo tanto, la inmunidad se debilita rápidamente, es otra afirmación engañosa de los influyentes de la ciencia falsa. Al igual que con muchos otros virus, los linfocitos T y B son fundamentales para la inmunidad al coronavirus y mucho más duraderos que los anticuerpos. De un estudio de la U. Washington, “los linfocitos de memoria específicos del SARS-CoV-2 exhibieron características asociadas con una potente inmunidad antiviral: las células T de memoria secretaron IFN y se expandió al reencontrarse con el antígeno, mientras que las células B de memoria expresaron receptores capaces de neutralizar el virus cuando se expresaron como anticuerpos”.

6. El 12 de agosto del 2020, el gobernador de Minnesota revocó la prohibición de su estado sobre el uso de hidroxicloroquina y cloroquina para Covid.

7. Tres senadores de Estados Unidos exigieron respuestas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (Por sus siglas en ingles FDA) sobre qué evidencia utilizaron para recomendar contra el tratamiento ambulatorio con hidroxicloroquina, si los estados tienen derecho a regular qué medicamentos se pueden usar, etc. Carta muy poderosa que llegó al corazón de la confusión legal con respecto a las restricciones de hidroxicloroquina.
hidroxicloroquina

Treatments

Treatment Protocols


Fuente