Se confirmó que la vacuna Covid-19 de Pfizer causa daño cerebral y enfermedad neurodegenerativa

Un nuevo informe descubrió que la inyección del coronavirus de Wuhan (Covid-19) de Pfizer y BioNTech causa afecciones neurológicas a largo plazo como el Alzheimer y la enfermedad de Lou Gehrig.

Publicado en la revista Microbiology & Infectious Diseases, el artículo revela que la vacuna de Pfizer tiene el potencial de inducir enfermedades basadas en priones, que según el centro para el control y la prevención de enfermedades (CDC) son enfermedades neurodegenerativas que dañan el cerebro.

“Las vacunas actuales basadas en ARN SARS-CoV-2 se aprobaron en los Estados Unidos mediante una orden de emergencia sin pruebas de seguridad extensivas a largo plazo”, revela el informe, refiriéndose a la tecnología de ARN mensajero (ARNm) en las inyecciones que nunca antes se había administrado a humanos.

Resulta que la tecnología del ARNm altera permanentemente el ADN humano, convirtiendo lo que solía ser un ser humano en un ser híbrido humano parecido a una quimera.

Las proteínas genéticamente modificadas (OGM) que se utilizan en el virus chino de Pfizer se integran en el genoma humano, donde permanecen permanentemente. En otras palabras, no hay vuelta atrás una vez que te golpean.

Así lo confirma la biblioteca nacional de medicina, por cierto, que determinó que el impacto del ARNm es irreversible. Por lo tanto, cualquiera que reciba una inyección de ARNm experimental es un conejillo de indias humano que corre un riesgo masivo para la salud.

“La secuencia de ARN de la vacuna, así como la interacción de la proteína de pico, se analizaron para determinar el potencial de convertir proteínas de unión a ARN intracelular, proteína de unión a ADN de TAR (TDP-43) y fusionada en sarcoma (FUS) en sus conformaciones de priones patológicos”, el informe continúa explicando.

TDP-43, por cierto, es la proteína que se cree que causa demencia, ELA y Alzheimer. Del mismo modo, la proteína FUS está relacionada con la ELA y los temblores esenciales hereditarios, según la base de datos del genoma humano.
¿Se vacunó contra el Covid-19? Si es así, espere desarrollar demencia.

El propósito del experimento era ver si estas dos proteínas dañinas se incrustan en el ADN humano, que es lo que hace la tecnología del ARNm. Encontró que el componente de ARNm de Pfizer “tiene secuencias específicas que pueden inducir a TDP-43 y FUS a plegarse en sus confirmaciones patológicas de priones”.

En otras palabras, el pinchazo tiene el potencial de hacer que proteínas peligrosas que causan enfermedades se absorban en el ADN humano. La suposición de este escritor es que lo mismo ocurre con la vacuna de Moderna para el virus chino, que utiliza la misma tecnología de ARNm.

“El hallazgo adjunto, así como los riesgos potenciales adicionales, llevan al autor a creer que la aprobación regulatoria de las vacunas basadas en ARN para el SARS-CoV-2 fue prematura y que la vacuna puede causar mucho más daño que beneficio”, concluye el informe.

“La vacuna podría ser un arma biológica e incluso más peligrosa que la infección original”.

Según los informes, National File se acercó a los CDC para obtener respuestas sobre por qué y cómo se aprobaron las vacunas de ARNm de Pfizer y BioNTech, a pesar de esta evidencia que muestra que la tecnología es peligrosa. El CDC no respondió.

“¿Por qué la gente está tomando una vacuna cuando pueden sobrevivir a todas las enfermedades con suficientes vitaminas C y D?” preguntó un comentarista en National File, señalando correctamente que la nutrición agresiva es siempre la forma más óptima de mantenerse saludable y libre de enfermedades.

“Tomo mi cóctel de C, D y zinc todos los días”, respondió otro, a lo que otro agregó: “También incluyo magnesio, K2 y boro (trazas)”.

Otros también hablaron sobre lo que toman, incluida la vitamina E, los multivitamínicos a base de alimentos y la quercetina. A este autor también le gustaría señalar que el té verde contiene un componente llamado galato de epigalocatequina (EGCG) que se ha demostrado científicamente que protege contra las infecciones virales.

Fuente: chemicalviolence.com