Trump promete “seguridad” al aceptar la nominación republicana, advierte que Biden pondrá fin a la “grandeza estadounidense”

“Nadie estará a salvo en la América de Biden”, el presidente Trump apuntó al rival Joe Biden y pintó un claro contraste entre él y el candidato presidencial demócrata cuando pronunció posiblemente el discurso más importante de su campaña de reelección de 2020.

El presidente Donald Trump hablando desde el jardín sur de la Casa Blanca en el cuarto día de la Convención Nacional Republicana, el jueves 27 de agosto de 2020 en Washington.

Al pronunciar su discurso de aceptación de la renominación republicana en vivo desde el jardín sur de la Casa Blanca el jueves por la noche, cuando cerró la Convención Nacional Republicana de esta semana, el presidente enfatizó que “Joe Biden no es el salvador del alma de Estados Unidos, es el destructor de los trabajos de Estados Unidos, y si se le da la oportunidad, será el destructor de la grandeza estadounidense”.

Y defendiendo el caso durante otros cuatro años dirigiendo la nación, dijo que ha cumplido sus promesas y las ha cumplido a sus partidarios, Trump prometió que “en un nuevo mandato como presidente, volveremos a construir la mejor economía de la historia, volviendo rápidamente al pleno empleo , ingresos vertiginosos y prosperidad récord”.

El presidente apuntó a un reinicio en una carrera en la que su trabajo de combatir la peor pandemia que azota a la nación y al mundo en un siglo, y una economía severamente deflactada por el coronavirus, es lo principal en la mente de los votantes.

El presidente usó su discurso para pintar una vez más a Biden como un candidato que estará subordinado a la extrema izquierda del Partido Demócrata y advirtió con razón, sobre un futuro caótico para los estadounidenses si Biden gana las elecciones generales de noviembre.

Trump enfatizó que “esta es la elección más importante en la historia de nuestro país”.

Y afirmó que “en ningún momento antes los votantes se habían enfrentado a una elección más clara entre dos partidos, dos visiones, dos filosofías o dos agendas. Esta elección decidirá si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista derribe nuestro preciado destino”.

El presidente dijo que “esta elección decidirá si defenderemos el estilo de vida estadounidense o si permitiremos que un movimiento radical la desmantele y destruya por completo”.

Y dijo que “Biden es débil. Recibe sus órdenes de marcha de hipócritas liberales que empujan sus ciudades al suelo mientras huyen lejos de la escena de los restos”.

Agregó que Biden “es un caballo de Troya para el socialismo”.

El presidente, refiriéndose a la convención demócrata de la semana pasada, dijo que “Biden y su partido atacaron repetidamente a Estados Unidos como una tierra de injusticia radical, económica y social. Entonces, esta noche, les hago una pregunta muy simple: ¿Cómo puede el Partido Demócrata pedir liderar nuestro país cuando pasa tanto tiempo derribando nuestro país? ”.

“Nuestro país no fue construido por la cultura de la cancelación”, dijo.

Trump prometió que “mientras sea presidente, defenderá el derecho absoluto de todo ciudadano estadounidense a vivir en seguridad, dignidad y paz”. Dijo que los demócratas apoyan a “anarquistas, alborotadores, saqueadores y quemadores de banderas” y prometió que “el Partido Republicano seguirá siendo la voz de los héroes patrióticos que mantienen a Estados Unidos a salvo”.

El presidente también nos hizo recuerdo que “si le das el poder a Joe Biden, la izquierda radical quitará fondos a los departamentos de policía de todo Estados Unidos. Aprobarán una legislación federal para reducir la aplicación de la ley en todo el país … Nadie estará seguro en la América de Biden “.

El presidente dijo que “lanzamos la mayor movilización nacional desde la Segunda Guerra Mundial. Invocando la Ley de Producción de Defensa, producimos el suministro de ventiladores más grande del mundo. A ningún estadounidense que haya necesitado un ventilador se le ha negado un ventilador. Enviamos cientos de millones de máscaras, guantes y batas a nuestros trabajadores de atención médica de primera línea.

Para proteger a las personas mayores de nuestra nación, llevamos suministros, kits de prueba y personal a los hogares de ancianos e instalaciones de atención a largo plazo. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército construyó hospitales de campaña y la Armada desplegó nuestros grandes barcos hospital “.

Trump subrayó que “desarrollamos, desde cero, el sistema de pruebas más grande y avanzado del mundo”.

Y el presidente predijo que “tendremos una vacuna segura y eficaz este año, y juntos aplastaremos el virus”.

El presidente usó parte de un discurso de más de una hora para detallar su agenda si gana un segundo mandato. Trump prometió “crearemos 10 millones de puestos de trabajo en los próximos 10 meses. Contrataremos más policías, aumentaremos las penas por agresiones a las fuerzas del orden y aumentaremos los fiscales federales en comunidades de alta criminalidad.

Prohibiremos las ciudades santuario mortales y aseguraremos que la atención médica federal esté protegida para los ciudadanos estadounidenses, no para los extranjeros ilegales”.

El presidente y su familia, viendo los juegos artificiales al final del evento.

El presidente habló frente a casi 2.000 simpatizantes que invitaron a la Casa Blanca. Después de su discurso, el presidente y sus seguidores vieron invitados a un espectáculo maravilloso de fuegos artificiales masivo, que incluyó exhibiciones de “Trump” y “2020”, y una actuación de ópera.