La primera noche de la convención republicana 2020, un contraste enorme con la de los demócratas

La convención nacional republicana abrió el lunes con una variedad de discursos que se centraron en la promesa del futuro de Estados Unidos, contrarrestando lo que el partido republicano vio como una perspectiva negativa presentada durante la convención demócrata de la semana pasada.

Varios oradores elogiaron los logros de la administración del presidente Trump antes de que golpeara la pandemia de coronavirus mientras que rechazaron a los demócratas y las propuestas políticas radicales.

El contraste enorme con la convencion de los demócratas

Kim Klacik dijo que los demócratas “suponen que los afroamericanos votarán por ellos, sin importar cuánto nos decepcionen”.

Kim Klacik se postula para un escaño en el Congreso que representa a Baltimore y dice que los demócratas han dado por sentado a los afroamericanos como ella durante demasiado tiempo, ya que su ciudad sufre.

“Los demócratas han controlado esta parte de la ciudad de Baltimore durante más de 50 años y han dirigido este hermoso lugar hasta los cimientos“, dijo. “Edificios abandonados, licorerías en cada esquina, drogadictos, armas en la calle, esa es ahora la norma en muchos vecindarios”.

Klacik acusó a los demócratas que dirigen la ciudad de “incompetencia y corrupción” y dijo que “el mismo ciclo de decadencia” se puede ver en otras ciudades dirigidas por demócratas.

“Y, sin embargo, los demócratas aún asumen que los afroamericanos votarán por ellos, sin importar cuánto nos decepcionen y nos den por sentado. Estamos hartos de eso. No lo vamos a soportar más. Los días de apoyar ciegamente a los demócratas están llegando a su fin”.

Klacik criticó al candidato presidencial demócrata Joe Biden por su afirmación de que, si no lo apoyas por encima de Trump, “no eres afroamericano”, afirmando que la raza de uno no determina su voto.

“Joe Biden cree que no podemos pensar por nosotros mismos, que el color de la piel de alguien dicta sus opiniones políticas”, dijo. “Ya no compramos tus mentiras. Tú y tu grupo nos han descuidado durante demasiado tiempo”.

El representante Jim Jordan enumeró las promesas que Trump cumplió a pesar de la oposición

El representante Jim Jordan, republicano por Ohio, pronunció un breve discurso en el que recitó una lista de los logros del presidente Trump, muchas de los cuales fueron promesas de que hizo durante su campaña de 2016, todas cumplidas, señaló Jordan, mientras enfrentaba una oposición tenaz de sus oponentes políticos durante la investigación y el juicio político sobre Rusia.

“Intentaron el engaño de Rusia, la investigación de Mueller y la acusación falsa para sacarlo de la presidencia”, recordó Jordan. “Pero a pesar de esta increíble oposición, este presidente ha hecho lo que dijo que haría: recortes de impuestos, reducción de regulaciones, crecimiento de la economía, desempleo más bajo en 50 años, fuera con el acuerdo con Irán, embajada en Jerusalén, rehenes de Corea del Norte los trajo de vuelta a USA, un nuevo acuerdo de USMCA y, por supuesto, está construyendo un muro y reconstruyendo nuestra economía mientras hablamos”.

La ex embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, abordó una serie de temas durante su discurso en la convención, pero dedicó gran parte a discutir cómo el país adoptó una postura más fuerte contra los enemigos extranjeros bajo Trump que durante la administración Obama.

“Ahora, la ONU no es para los débiles de corazón. Es un lugar donde dictadores, asesinos y ladrones denuncian a Estados Unidos y luego extienden la mano y exigen que paguemos sus cuentas”, dijo Haley. “Bueno, el presidente Trump puso fin a todo eso”.

Haley dijo que el candidato demócrata Joe Biden y el presidente Barack Obama “se negaron” a enfrentarse a los enemigos e hizo una comparación punto por punto entre ellos y Trump.

“Obama y Biden dejaron que Corea del Norte amenazara a Estados Unidos. El presidente Trump rechazó esa debilidad y aprobamos las sanciones más duras contra Corea del Norte en la historia”, dijo Haley.

“Obama y Biden dejaron que Irán se saliera con la suya y literalmente les enviaron un avión lleno de dinero en efectivo”, continuó. “El presidente Trump hizo lo correcto y rompió el acuerdo nuclear con Irán”.

“Obama y Biden llevaron a las Naciones Unidas a denunciar a nuestro amigo y aliado, Israel”, recordó Haley. “El presidente Trump trasladó nuestra embajada a Jerusalén, y cuando la ONU intentó condenarnos, me enorgulleció emitir el veto estadounidense”.

Haley continuó afirmando que Biden sería “bueno para Irán e ISIS” y “genial para la China comunista”, mientras que Trump es “firme con China, se enfrentó a ISIS y ganó”.

Haley también se refirió a los continuos disturbios domésticos que se han producido desde la muerte de George Floyd. Dijo que el pueblo estadounidense “sabe que cada vida afroamericana es valiosa” y que el país “puede hacerlo mejor”, pero como hija de inmigrantes indios, rechazó la idea de que el país es inherentemente racista.

“Eso es mentira”, dijo. “Estados Unidos no es un país racista”.

El inmigrante cubano Máximo Álvarez emitió advertencia contra políticas de extrema izquierda: “He visto ideas como esta antes”.

El empresario de Florida Máximo Álvarez advirtió contra las “promesas vacías” del socialismo durante un apasionado discurso durante la convención.

El fundador de Sunshine Gasoline Distributors, Álvarez huyó de Cuba con sus padres a la edad de 13 años, de las garras de Fidel Castro y su régimen comunista.

Dijo que Fidel Castro tomó el control de la isla. Advirtió que las ideas actuales propuestas por la extrema izquierda en Estados Unidos le recuerdan su antiguo hogar.

Álvarez argumentó que las políticas favorecidas por destacados demócratas, como la atención médica gratuita y las llamadas para retirar el financiamiento de la policía, son “falsas promesas” que “suenan familiares” basadas en sus experiencias en Cuba.

“He visto movimientos como este antes. He visto ideas como esta antes. Estoy aquí para decirles que no podemos dejar que se apoderen de nuestro país”, dijo Álvarez. “Escuché las promesas de Fidel Castro. Y nunca podré olvidar a todos aquellos que crecieron a mi alrededor, que se parecían a mí, que sufrieron y pasaron hambre y murieron porque creyeron en esas promesas vacías “.

El senador Tim Scott transmitió un mensaje positivo sobre la promesa de Estados Unidos mientras criticó a Biden por sus 47 años en el senado, sin nada para mostrar hoy.

Tim Scott, republicano por Carolina del Sur, entregó un mensaje de esperanza el lunes por la noche, afirmando que las elecciones de noviembre eran más que solo Trump y Biden, sino el futuro y el potencial de American.

“Se trata de la promesa de Estados Unidos”, dijo. “Se trata de ti y de mí. Nuestros desafíos y desamores, esperanzas y sueños ”.
“Tenemos trabajo que hacer, pero creo en la bondad de Estados Unidos, la promesa de que todos los hombres y todas las mujeres son creados iguales”.

Scott dijo que, bajo la administración de Trump, el país ha “hecho un tremendo progreso hacia esa promesa”, afirmando que Trump “construyó la economía más inclusiva de la historia”, con 7 millones de nuevos empleos antes de que golpeara la pandemia del coronavirus. De ellos, Scott dijo que dos tercios “fueron para mujeres, afroamericanos e hispanos”.

El senador luego cambió su enfoque a las palabras y acciones de Biden relacionadas con la raza.

“Joe Biden dijo que, si un hombre afroamericano no votaba por él, no era realmente afroamericano”, recordó Scott. “Joe Biden dijo que los negros son una comunidad monolítica”.

Scott también acusó a Biden de fracasar con ayudar a las universidades históricamente afroamericanas y dijo que su proyecto de ley contra el crimen de 1994 “puso a millones de afroamericanos tras las rejas”.

Luego, el senador acusó a Biden y a su compañera, la senadora demócrata por California Kamala Harris, de representar a izquierdistas radicales que quieren ver “una revolución cultural” en Estados Unidos que “convertiría nuestro país en una utopía socialista”.

En cambio, afirmó, la gente debería “centrarse en la promesa de Estados Unidos”. Recordó cómo su propio abuelo dejó el tercer grado para recoger algodón y no sabía leer ni escribir, pero “vivió para ver a su nieto convertirse en el primer afroamericano en ser elegido para la Cámara y el Senado de los Estados Unidos”.

“Hay millones de familias como la mía en esta nación llenas de potencial que buscan vivir el Sueño Americano”, dijo Scott, afirmando que los republicanos les darán la mejor oportunidad de lograr ese sueño.